CRÓNICA

Athletic de Bilbao 3-2 Rayo Vallecano: Derrotas que saben a victoria

Partido loco con 5 goles que subieron al marcador y 4 tantos anulados

Escrito por Domingo, 18 Septiembre 2022

    Los franjirrojos concedieron demasiado a la espalda de la defensa y los vizcaínos lo castigaron

    Foto del Athletic de Bilbao - Rayo VallecanoFoto del Athletic de Bilbao - Rayo Vallecano(c) Rayo Vallecano

    Ficha técnica:

    Athletic de Bilbao (3): Unai Simón, De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez, Lekue, Dani García (A), Sancet (Ander Herrera, minuto 65), Nico Williams (Morcillo, minuto 79), Muniain (Zárraga, minuto 79), Berenguer (Paredes, minuto 89) y Iñaki Williams (Raúl García, minuto 89)

    Rayo Vallecano (2): Dimitrievski, Balliu, Catena, Lejeune (Mumin, minuto 77), Fran García, Santi Comesaña (Unai López, minuto 68), Óscar Valentín (A) (Ciss (A), minuto 46), Isi, Trejo (Bebé, minuto 89), Álvaro Garcia y Camello (Falcao, minuto 77)

    Arbitro: Mateu Lahoz

    VAR: Iglesias Villanueva.

    Goles: 0-1. Minuto 4. Trejo. 1-1. Minuto 14. Iñaki Williams. 2-1. Minuto 28. Sancet. 3-1. Minuto 33. Nico Williams. 3-2. Minuto 80. Falcao


    ATHLETIC DE BILBAO 3 (Iñaki Williams, Sancet y Nico Williams) - RAYO VALLECANO 2 (Trejo y Falcao)

     

    Hay derrotas y derrotas. La de esta noche en Bilbao es de las que dejan un sabor dulce en la boca. Porque los rayistas presentes en el Nuevo San Mamés o que se sentaron frente a la televisión vieron caer a su equipo, sí, pero de otra manera a la que durante años el rayismo estaba acostumbrado. Cuesta recordar un partido del Rayo de Iraola en primera que no fuera competido o que no se peleara hasta el último segundo jugando bien, regular y hasta mal. Se sacan las garras hasta el final y lo más importante: sea donde sea.

    Iraola volvía a la catedral. No a la suya, donde jugó más de 500 partidos, sino a la de al lado. Bendecida por los dioses del fútbol pese al traslado. Y tras el abrazo con su 'maestro', zarpazo a la yugular. Camello aprovechaba la siesta de Íñigo Martínez en el control y con un pase de la muerte le ponía el gol en bandeja a Trejo. Era el minuto 4 y los que habían apurado la previa se encontraron con la sorpresa en el videomarcador.

    Lo malo de meterse en un combate con un león es que la respuesta puede ser letal. El zarpazo espoleó a los vizcaínos que se lanzaron a tumba abierta. Consciente o inconscientemente el Rayo dió un paso atrás y dejó de presionar. Sobre todo a los pasadores que encontraron todo el tiempo del mundo para jugar entre líneas a la espalda. Sancet avisó primero, pero su gol fue anulado. Y a la segunda, Iñaki Williams puso las tablas con un control orientado magistral ante un Lejeune desbordado.

    Dijo Iraola en la previa que el partido iba a ser bonito de ver y de jugar. Habrá que preguntarle por el número del sorteo de Navidad porque lo clavó. Lo visto sobre el césped fue una oda al juego vertical y con ocasiones. Zapatazo de Isi a la madera. Óscar Valentín evitando el tanto de Íñigo Martínez, Camello Marcando en fuera de juego... Fueron 10 minutos de fútbol total. Y el Athletic sacó petróleo en el uno contra uno. Primero Sancet iba a castigar el no repliegue de Comesaña en la frontal y luego Nico Williams la falta de presión al pasador y la defensa adelantada del Rayo. 3-1 y otro de Iñaki Williams anulado. Si el marcador hubiera sido 5-4 en los primeros 45 minutos a nadie le hubiera extrañado.

    En el descanso el técnico rayista intentó achicar agua para evitar una sangría en la segunda mitad. Necesitaba ahogar la salida de balón del Athletic aumentando la presión y Ciss pareció ser la respuesta. El cambio por Óscar Valentín funcionó bien por músculo bien porque los rojiblancos contemporizaron para salir a la contra. Dimitrievski evitó las dos únicas llegadas locales y Camello ponía el nudo en la garganta de la catedral con el 3-2 en una gran definición a pase de Isi. El joven delantero cedido por el Atlético de Madrid estaba haciendo un partidazo y el tanto era el premio a su trabajo. Pero en Las Rozas un colegiado sentado en una silla decidía que 2 centímetros de su hombro estaban en fuera de juego.

    El Rayo no acusó el golpe y desde el banquillo franjirrojo se quemaron las naves. Falcao entró en escena. Un tigre que tiene la medida tomada a los leones. Y la primera que tocó fue para dentro. La banana de Fran García desde la banda izquierda encontraba el exterior de la bota derecha del colombiano que le robó la cartera a Íñigo Martínez (¡vaya día para él!). Quedaban 10 minutos para soñar, para seguir compitiendo, para volver a dejar una huella con forma de rayo en el nuevo San Mamés.

    Tentando a la suerte, al destino, al karma, al azar, a lo que fuese... entró Bebé para minar psicológicamente a los bilbaínos con el recuerdo de lo que pasó en 2021. Pero casi un año después el minuto 96 no nos iba a dejar puntos en Vallecas sino el final del partido con una derrota de esas que saben a victoria. Porque si el equipo sigue jugando así, el rayismo se sentirá representado sobre el césped.


     
    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Próximo partido

    03-10-2022 21:00


    Descubre la nueva PxR APP