PUBLICIDAD

CRÓNICA

Real Betis 3-1 Rayo Vallecano: Un sueño muy real

Tres disparos vallecanos se estrellaron con la portería de Claudio Bravo

Escrito por Lunes, 15 Mayo 2023

    El Rayo perdió ante el Betis (3-1) en un partidazo disputado en el Villamarín en el que los vallecanos merecieron mejor suerte.

    Comesaña celebrando el 2-1 ante el BetisComesaña celebrando el 2-1 ante el Betis(c) Rayo Vallecano

    Ficha técnica:

    Real Betis (3): Bravo (A), Sabaly (A), Pezzella (A), Edgar, Miranda, Rodríguez, William (Cuadrado, minuto 45), Luiz Henrique (Rodri, minuto 75), Canales (Joaquín, minuto 89), Ayoze (Juanmi, minuto 89) y William José (Borja Iglesias, minuto 64).

    Rayo Vallecano (1): Dimitrievski, Balliu (Andrés Martín, minuto 87), Catena, Mumin (A), Fran García, Santi Comesaña (Unai López, minuto 75), Oscar Valentín (A) (Pathé Ciss, minuto 65), Alvaro, Isi, Trejo (Camello, minuto 65) y Raúl de Tomás (Falcao, minuto 75).

    Arbitro: Pulido Santana. Expulsó a Mario Suárez

    VAR: González González.

    Goles: 1-0. Minuto 5. Sabaly; 2-0. Minuto 43. Ayoze; 2-1. Minuto 51. Comesaña; 3-1. Minuto 96. Borja Iglesias.


    BETIS 3 (Sabaly, Ayoze y Borja Iglesias) - RAYO VALLECANO 1 (Comesaña)

     

    En Vallecas la ilusión estaba servida. El Rayo, con el objetivo de la salvación en el bolsillo, tenía ante sí la oportunidad de dar un puñetazo encima de la mesa de la Primera División para demostrar que los sueños, vividos con intensidad, pueden ser tan reales como la propia vida. Así llegaba la franja al Benito Villamarín, aquel escenario en el que se acabó el sueño de la Copa, el mismo escenario en el que recuperar el sueño por Europa. Había que soñar y había que hacerlo con la pasión que lleve  al equipo a lugares que, a priori, no están destinados para clubes como este. Tocaba soñar en grande.

    Para convertir el sueño en realidad, Iraola 'premió' a los once que consiguieron derrotar al Valladolid, 'penalizando' a Lejeune y Camello y confiando en Mumin y RDT para completar un equipo que pudiera asaltar el feudo verdiblanco. Para frenar el ímpetu franjirrojo, Pellegrini dejó al 'Panda' fuera, pero con Canales, William José y compañía, conformó un once de garantías que auguraba un partido digno de dos equipos con 'aires' europeos por confirmar.

    El primer minuto nos hizo despertar sobresaltados porque los dos extremos convertidos en diablos hicieron temblar los cimientos del estadio bético. Alvaro García se escapó por velocidad y puso a prueba los reflejos de un Claudio Bravo que, tras reaccionar sacando el balón abajo, vería cómo Isi estrellaba el balón en el poste de su portería. El partido arrancaba eléctrico, vivo, bonito e intenso. El primer aviso estaba dado.

    El Rayo había empezado bien, pero el Betis no estaba por la labor de dejar todo el protagonismo a los vallecanos. En una contra con medio Betis al ataque el Rayo se salvó, pero tras el posterior saque de esquina Sabaly iba a poner a los suyos en ventaja. El zurdazo del lateral a la escuadra, inalcanzable para Dimitrievski, mostraba la diferencia entre unos y otros. El Betis, en la primera acertó, el Rayo no. Aún quedaba mucho por contar en un partido que tenía una velocidad extra.

    Con el marcador en contra el plan de partido seguía siendo el mismo, buscar al rival. Y antes de cumplirse el primer cuarto de hora llegaría el segundo aviso franjirrojo. Isi volvía a toparse con la madera de la portería de un Claudio Bravo que tocó el disparo del de Cieza para que el esférico no encontrase el camino que merecía. La diferencía seguía ahí, la contundencia de los locales y la falta de fortuna de los visitantes marcaba un duelo bonito y vistoso entre dos equipos que desplegaban un juego alegre y ofensivo.

    Comesaña, Trejo y sobre todo RDT estaban activos y tanto Alvaro como Isi inquietaban lo necesario para mantener en máxima alerta a la defensa de los de Pellegrini. El ida y vuelta era espectacular y el Rayo no merecía ir perdiendo, aunque camino de la media hora el choque, con toda lógica, empezó a regular la intensidad en el esfuerzo de ambos. Aun así, llegamos a un nuevo aviso del Rayo. Fran García volvía a incorporarse por banda izquierda, dando un gran pase a RDT que, tras un 'toquecito' para superar a su par, vio cómo Miranda tocaba atrás para que detuviera Bravo. Los de Iraola seguían haciendo méritos para irse al descanso, cuando menos, con igualdad en el marcador, pero el esfuerzo colectivo de los vallecanos no tenía el premio que merecía.

    Quedaban diez minutos y el Rayo seguía intentándolo de todas las maneras posibles. Las acciones individuales y colectivas morían en la frontal del área de un Betis que tenía claro que su objetivo era ir a vestuarios aguantando la ventaja obtenida con el golazo de Sabaly, pero que otra vez a la salida de un córner iba a doblar su ventaja con Ayoze logrando el 2-0 y complicando mucho más el sueño vallecano. Dos córners, dos disparos, dos goles. Así se resumía, de mala manera, lo sucedido en un partido que, ni de lejos, estaba para ese 2-0 que nos dejó al descanso.

    La segunda mitad arrancó devolviendole al Rayo parte de lo que la primera le había negado por activa y por pasiva. En el primer acercamiento, tras un excepcional centro de Fran García, Comesaña recortaría distancias con un gran remate de cabeza lejos del alcance de Bravo. Quedaba toda la segunda mitad por delante y la distancia ya estaba en un terreno asequible para los franjirrojos, que habían merecido mucho más en los primeros 45 minutos.

    El Rayo ya estaba más que metido en la remontada, pero la fortuna volvía a darle la espalda cuando Trejo, en el minuto 60, buscaba con intención el empate topándose, por tercera vez, con la madera. En esta ocasión, el remate del capitán franjirrojo se estrellaba con el larguero de la portería de un Betis que respiraba tranquilo pero que sufría más de lo esperado. Con tres remates a los palos era muy difícil ganar, pero el Rayo tenía que seguir intentándolo porque el partido estaba ya en otra dimensión.

    Isi pudo empatar tras aprovechar una indecisión en la defensa de un Betis que ahora sí sentía peligrar el resultado. La recuperación del extremo quedó en nada, pero volvía a demostrar que el partido del Rayo era más que digno de un resultado muy diferente. Daba gusto ver a los jugadores enchufados en busca de un sueño.

    A falta de 15 minutos para el final, Iraola confiaba en el 'Tigre' y en Camello para compensar la entrada del 'Panda' en los locales. Pero los 'animales' vestían la franja roja porque el Rayo seguía jugando a las mil maravillas, dominando, buscando y generando peligro. Los vallecanos seguían perdiendo, pero continuaban dando la cara ante un rival con aspiraciones incluso de Champions.

    La tensión de los minutos finales nos llevó al jarro de agua fría del minuto 96 con el gol de Iglesias en un partido en el que, pese a la derrota, el Rayo sale reforzado.


     

    Escúchanos aquí

    SÍGUENOS EN TWITTER

    Ultimo partido