PUBLICIDAD

CRÓNICA

Rayo Vallecano 1-2 Sevilla: En-Nesyri e Isaac se bastan para liquidar al Rayo

Los franjirrojos volvieron a caer en casa mostrando una extrema debilidad defensiva

Escrito por Lunes, 05 Febrero 2024

    Los huecos en la espalda de los dos centrales condenaron a los de Vallecas

    El Rayo Vallecano volvió a caer en VallecasEl Rayo Vallecano volvió a caer en VallecasPasión por el Rayo

    Ficha técnica:

    Rayo Vallecano (1): Dimitrievski (A), Balliu (De Frutos, minuto 86), Aridane, Lejeune, Pacha Espino (Nteka, minuto 86), Unai López (Crespo (A), minuto 74), Óscar Valentín, Isi, Pep Chavarría (Trejo, minuto 64), Álvaro García y Camello (Raúl de Tomás, minuto 64)

    Sevilla (2):  Nyland, Jesús Navas (Juanlu, minuto 76), Badé, Marcao, Acuña (A) (Hormigo, minuto 54), Ocampos, Agoumé (Hannibal (A), minuto 82), Sow (Óliver Torres, minuto 54), Soumaré, Isaac (A) (Pedrosa, minuto 76) y En-Nesyri

    Goles: 1-0. Minuto 19. En Nesyri. 1-1. Minuto 29. Isi. 1-2. Minuto 45. En-Nesyri.

    Árbitro: Hernández Maeso

    Árbitro: García Verdura


    RAYO VALLECANO 1(Isi) - SEVILLA 2 (En-Nesyri x 2)

    15 de septiembre de 2023. Ese fue la última vez que el Rayo Vallecano ganó en su estadio ante su público. No es casualidad que hayan pasado desde entonces casi 5 meses sin volver a cantar la vida pirata en el templo franjirrojo. Tampoco se pudo entonar en la visita de un Sevilla plagado de bajas, metido en descenso y con dudas y miedo en las piernas de sus futbolistas en defensa. Y eso tampoco es casualidad.

    Francisco creyó que su cambio táctico que vimos (en menor medida) contra la Real Sociedad y (más claramente) contra el Atlético de Madrid le iba a servir contra los de Quique Sánchez Flores. Pese a ser el tercer partido en apenas 9 días apenas varió su 11 titular dando entrada a Balliu por Ratiu y a Unai López por Kike Pérez con respecto a los titulares del Metropolitano. Insistía el cuadro franjirrojo en el doble lateral apoyado por Álvaro García liberado en ataque.

    Pero la solución que ha resuelto la sequía goleadora en la zona ofensiva no ha ayudado a la zaga. El Sevilla avisaba con la movilidad de Isaac entre líneas y los desmarques de En-Nesyri que jugaba a placer. Nadie le encimaba, nadie estaba pendiente de su marca, nadie cuerpeaba con él para incomodarle en su paso por Vallecas. Y dejar suelto a un cazador nunca es buena idea. La primera que tuvo, tras un rechace desafortunado de Aridane fue para dentro.

    El ariete marroquí recién llegado de la Copa Africana de Naciones iba a tener otras dos absolutamente solo en la primera mitad. Llegarían después del empate logrado por Isi Palazón. La combinación en banda izquierda con la incorporación del Pacha Espino le permitió poner una 'banana' que era medio gol y que el de Cieza mandó a guardar tras tocar en Acuña y hacer una parábola.

    Un espejismo. El Rayo Vallecano presionaba bien la salida del balón sevillista pero cada vez que los hispalenses superaban la primera línea de presión, el peligro estaba garantizado. Los futbolistas del cuadro andaluz atacaban los espacios a la espalda como auténticas balas. Dimi sacó con el pecho el 1-2 en un remate a bocajarro de En-Nesyri. Pero el killer no iba a perdonar al borde del descanso en otra letal transición que nadie de la zaga pudo cortar en falta.

    Es el sino de un equipo de un equipo deprimido que tiene que trabajar mucho para celebrar poco y que tiene que fallar poco para lamentar mucho. No se entiende de otra forma el arranque de la segunda mitad donde Chavarría falló inexplicablemente un cabezazo solo desde la frontal del área o donde Nyland sacó con el hombro un derechazo de Isi que ya se colaba para el empate.

    El plan A no funcionaba y Francisco pasó al plan B regresando al 4-2-3-1 con Trejo, Crespo y Raúl de Tomás pisando el césped para intentar tener más control y claridad en área contraria. Pero los de Vallecas no encontraban el camino al gol ante un Sevilla que replegó velas con el botín de los 3 puntos a buen recaudo y que defendía con uñas y dientes (y 5 defensores) un triunfo que le alejaba de la zona de la quema.

    Con el Rayo volcado pudo sentenciar Ocampos que se estrelló contra el palo dando al rayismo la falsa ilusión de que todavía se podía sacar algo positivo del encuentro. Pero de ilusiones no se vive. Los últimos minutos de los franjirrojos fueron un desastre: sin ideas, sin veneno y totalmente desajustados. El 1-2 casi fue el mal menor.


     

    Escúchanos aquí

    SÍGUENOS EN TWITTER

    Ultimo partido

    31-03-2024 14:00

    Próximo partido