PUBLICIDAD

CRÓNICA

Rayo Vallecano 0-0 Getafe: Abonados al 0

La falta de acierto rayista y la falta de juego getafense garantizaron una plácida siesta

Escrito por Sábado, 13 Abril 2024

    La batalla fue más física y de escaramuzas que futbolística

    Camello, en el Rayo Vallecano - GetafeCamello, en el Rayo Vallecano - GetafePasión por el Rayo

    Ficha técnica:

    Rayo Vallecano (0): Dimitrievski, Balliu, Mumin (A), Lejeune, Chavarría, Óscar Valentín (A), Unai López (Nteka, minuto 72), De Frutos, Trejo (Crespo, minuto 63), Isi (A) (Ciss, minuto 72) y Camello (A)

    Getafe (0):  David Soria, Gastón (A), Alderete, Djene, Yellu (Óscar (A), minuto 64), Milla (Ilaix Moriba (A), minuto 75), Iglesias (A) (Carmona, minuto 46), Rico (Angelieri, minuto 90), Maksimovic, Greenwood y Mata (A) (Latasa (A), minuto 46)

    Goles:

    Árbitro: Figueroa Vázquez

    Árbitro: Prieto Iglesias


    RAYO VALLECANO 0 - GETAFE 0 

    Llegará a buen puerto (o no) la temporada del Rayo Vallecano. Pero contra el Getafe dejó muy claro que lo va a hacer peleando con uñas y dientes. El equipo franjirrojo sacó las garras y tiró de contundencia y fortaleza para intentar dominar a un rival sabedor de lo mucho que se jugaba y que no dudó en ponérserlo lo más difícil posible con todas las artes conocidas.

    La batalla del estadio de Vallecas entre los dos conjuntos madrileños tuvo más escaramuzas que juego y ocasiones. Pero incluso en el fragor de la pelea los de Íñigo Pérez demostraron un carácter que no se había visto hasta la fecha en la presente temporada. Después está lo de meter la pelota entre los tres palos pero si no se ha conseguido con facilidad y alegría en las 30 jornadas anteriores no tenía por qué cambiar hoy.

    Volvía Lejeune al centro de la zaga, repetía Camello en punta relegando a RdT al banquillo de donde salió, para volver a la titularidad, Óscar Trejo. El resto, los de Vigo y casi casi los de Vallecas contra el Betis. Si algo funciona, no lo toques demasiado.

    Los de Vallecas parecieron fiar todo su fútbol hoy a las botas de cuatro hombres que conectaron desde el primer minuto: Trejo, Unai, Isi y Chavarría. El de Santiago del Estero volvió a realizar un máster sobre el césped de lo que es templar, llevar el ritmo y fajarse ante los rivales. Y suya fue la única gran ocasión de toda la primera mitad en un disparo desde la frontal del área que se fue rozando el palo por muy poco. Corría el minuto 7 y desde entonces el campo empezó a desequilibrarse hacia la banda izquierda de ataque rayista.

    Por allí percutían una y otra vez lateral y extremo: Pep e Isi. Volviendo loco a Djené y a Greenwood que achicaban agua como podían y a los que no les llegaba el oxígeno para mirar hacia arriba. El partido estaba para el Rayo. Pero la pegada de la franja seguía desaparecida. Y entonces se hizo muy presente el intenso calor que castigaba los esfuerzos de los más voluntariosos. El descanso fue mejor recibido en la zona azulona que en la vallecana.

    Bordalás movió banquillo tras el paso por vestuarios al tener a dos figuras claves en la presión con tarjeta. Tanto Mata como Iglesias dejaron su lugar a Latasa y Carmona para el fragor de la pelea que estaba por llegar. El primero en presentar algún argumento futbolístico fue el Rayo quien a través de Unai López perdonó un zapatazo cerca del punto de penalti con todo a favor para marcar. Inexplicablemente nadie entendió por qué el balón no terminó en las redes de la portería de Teniente Muñoz Díaz. Uno de esos misterios sin resolver que pueden costar una salvación.

    Quien ha visto mucho fútbol de los 80 y los 90 recuerda que entre los 'remedios' de la grada para la sequía de sus goleadores se tiraban cabezas de ajo en la portería rival. A este paso habrá que preparar un buen sembrado en ambas metas (hay sitio ahora que la grada supletoria del "otro" fondo no parece que se vaya a instalar. Que nadie diga que no proponemos ideas.

    Con los guardametas como meros espectadores ante los que nadie ponía a prueba la fiabilidad de sus guantes de última generación, ambos técnicos dieron entrada a los recambios que dieran algo de oxígeno en los metros finales. Un vaciado Trejo dejaba su lugar a un voluntarioso (pero falto de acierto) Crespo. Bordalás retiraba a Yellu por Óscar y retrasaba un poco a Milla que empezó a crecer y adueñarse de la pelota.

    La falta de ideas en las filas rayistas era alarmante sin el timón del Chocota navegando hacia la ansiada permanencia en el centenario. Ni siquiera lográbamos rematar a portería con todo a favor y es que a Nteka se le abrió un agujero entre ambas botas difícil de creer. Al filo del tiempo de prolongación De Frutos, que tras un slalom había disparado desviado, y Camello dieron paso a Falcao y a Ratiu para buscar la machada. El primer cabezazo del Tigre fue manso pero aleccionó a una hinchada achicharrada por el sol que no pudo celebrar su ansiada permanencia ni cantar otra vez La Vida Pirata porque seguimos abonados al 0.


     

    Escúchanos aquí

    SÍGUENOS EN TWITTER

    Ultimo partido

    Próximo partido