Desayuno con diamantes o la cena de los idiotas

Escrito por Domingo, 16 Febrero 2014

    Opinión. Una nueva celebración con 'bailecito' incluido de Dani Alves (para acompañar a su compatriota Neymar) nos lleva a recordar que el brasileño ya celebró un gol así en Vallecas y que no ha aprendido de algo que fue criticado por su propia gente.


    Opinión. Hay una gran diferencia entre desayunar con diamantes, festejando las hazañas de la noche anterior, o celebrar una cena de idiotas, quedándote con lo superficial, y en Barcelona, uno de los mejores sitios para disfrutar del espectáculo -elijan el que deseen- hay quien se inclina por la segunda opción. Además, parece ser que algunos no han terminado de aprender de los errores del pasado y vuelven a las andadas porque, como bien dice el extenso y jugoso refranero español, "la cabra siempre tira al monte".

    Estamos hablando de Dani Alves. El lateral brasileño quedó en ridículo aquel día que decidió 'bailotear' en la celebración de un gol en Vallecas. Entonces, el capitán del Barcelona, Puyol, se acercó para poner fin a una fiesta tan fea como provocadora e indignante. Lo de ayer fue un nuevo episodio de un jugador que no ofende, porque eso lo hace el que puede y no el que quiere, pero sí demuestra una falta de educación general y deportiva fuera de lo común. Celebrar un 6-0 con un bailecito sambero es, cuando menos, de mal gusto y si, además, eres reincidente, raya la más absoluta indecencia.

    Alves es un jugador que habla claro fuera del campo y que es directo dentro de él, pero también, con cosas como ayer, se queda a la altura del betún. Mención aparte merece el otro, Neymar, al que quizá se pueda disculpar porque lleva poco tiempo en España como para comprender que 'mofarse' de un rival al que le acaban de colocar un 6-0 no es el camino de la deportividad que se espera a estos niveles.

    Habrá quien no se sintiera ofendido, ni molesto, habrá a quien le dé igual lo que hagan el tal Neymar y el tal Alves, pero si uno solo, uno solo de los seguidores del Rayo se sintió molesto con el movimiento de cadera de los brasileños, qué mejor sitio que este para reivindicar que ese no es el camino.

    Serán muy buenos, nadie lo discute (quién podría), pero Puyol, Iniesta, Xavi y compañía, quizá debieran darles una lección de lo que significa ganar con elegancia, deportividad y estilo. De paso que se la den también a su entrenador, que recién llegado también disculpa lo que años atrás fue criticado sin discusión en el propio club. Los tiempos están cambiando, para todos menos para Alves.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Próximo partido


    Descubre la nueva PxR APP