PUBLICIDAD

Retirada

La parada de Iker Casillas al Rayo Vallecano que el estadio de Vallecas no olvidará

El portero en activo más laureado del fútbol español cuelga los guantes dejando una de las mejores paradas que se han visto en el estadio de Vallecas

Escrito por Martes, 04 Agosto 2020

    Aquel domingo, 26 de febrero de 2012, el ya retirado guardameta madridista evitó el empate con una mano cambiada a la escuadra.

    La parada de Iker Casillas al Rayo Vallecano que el estadio de Vallecas no olvidaráIker Casillas (Twitter)

    Iker Casillas ha anunciado oficialmente que cuelga los guantes. La despedida del portero en activo más laureado del fútbol español quizá no tendría hueco en un medio como Pasión por el Rayo si no fuera porque en la memoria de muchos aficionados del Rayo Vallecano perdurará una de sus mejores paradas que sucedieron en el Estadio de Vallecas. Junto a las de Glasgow, la de Johannesburgo o las de Sevilla, de las más icónicas.

    Muchos madridistas recordarán aquel Rayo - Madrid por el gol de tacón de Cristiano Ronaldo. Muchos rayistas se acordarán del codazo de Sergio Ramos a Diego Costa, del pisotón de Pepe al propio Costa o de la expulsión sin motivo a Michu. Y algunos de los 15.000 seguidores franjirrojos que aquel día llenaban el Estadio de Vallecas se acordarán del balón a la escuadra que sacó el ya retirado guardameta madridista en el segundo tiempo.

    Aquel domingo, 26 de febrero de 2012,el Rayo Vallecano fue mejor que el Real Madrid y pese a ello en el segundo tiempo se vió 0-1 abajo en el luminoso. 20 minutos después de encajar el gol, los de Vallecas lanzaron un corner que Casillas despejó de puños. El balón botó en la frontal y volvería a botar en dos ocasiones alejándose del área hasta que apareció la zurda de un futbolista del Rayo. El disparo a bote pronto parecía imparable. El misil iba directo a reventar la escuadra de la portería de Teniente Muñoz Díaz pero a mano cambiada Íker Casillas impidió el empate. Arribas y Michu se llevaron las manos a la cabeza. Tito, con las manos en la cara, no se lo creía.

    La retransmisión televisiva atribuyó el disparo al propio Tito pero los espectadores que pudieron ver el partido en vivo y en directo en el estadio supieron desde el primer momento que ese zurdazo fue de Casado.

    Gracias a algunos rayistas podemos recordar cómo se vivió ese momento en el Estadio de Vallecas.

     

    Escúchanos aquí

    SÍGUENOS EN TWITTER

    Ultimo partido