PUBLICIDAD

CRÓNICA

Mallorca 2-1 Rayo Vallecano: Un paso más cerca del infierno

Los vallecanos sólo creyeron en la victoria tras el empate del Alvaro

Escrito por Domingo, 11 Febrero 2024

    Muriqi marcó el 2-1 en el descuento a la salida de un córner y dejó al R_ayo sin puntuar en Son Moix.

    Oscar Valentín con Sergi Darder durante el Mallorca - Rayo de hoy.Oscar Valentín con Sergi Darder durante el Mallorca - Rayo de hoy.(c) Rayo Vallecano

    Ficha técnica:

    Mallorca (2): Rajkovic, Nacho Vidal (Abdón Prats, minuto 45) (A), G. González, Nastasic (A), Raillo, J. Costa (Lato, minuto 84), Mascarell (Radonjic, minuto 78), S. Darder (Morlanes, minuto 60), Antonio Sánchez (Samu Costa, minuto 78), Dani Rodríguez (A) y Muriqi (A).

    Rayo Vallecano (1):  Dimitrievski, Balliu, Lejeune, Mumin, Espino (Chavarría, minuto 68) (Ratiu, minuto 87), Oscar Valentín, Ciss (Trejo, minuto 60), Kike (Unai López, minuto 68), Isi, Alvaro y Camello (Raúl de Tomás, minuto 60).

    Goles: 1-0. Minuto 48. Antonio Sánchez; 1-1. Minuto 75. Alvaro García; 2-1. Minuto 91. Muriqi

    Árbitro: Munuera Montero.

    Árbitro: Prieto Iglesias.


    MALLORCA 2 (Antonio Sánchez y Muriqi) - RAYO VALLECANO 1 (Alvaro García)

     

    Sin espacio para la especulación o para las dudas, el Rayo se enfrentaba a sus propios miedos y a unos 'diablos rojos' que, en época de Carnaval, quisieron salir a pasear por el remozado Son Moix (qué envidia) para enviar al infierno a un equipo temeroso de su suerte y con la responsabilidad de recuperar la ilusión y la alegría de momentos mejores que el actual.

    Francisco quiso ahuyentar los malos augurios sacando del once a Aridane y dando la oportunidad de nuevo a Mumin y también sentando a Unai López por Ciss y dejando fuera a Chavarría para que Kike, que fue protagonista en nuestro programa semanal, se encargara de nutrir de balones a un necesitado Camello, volcando a su banda a Alvaro García. La suerte estaba echada, tocaba tener cabeza, ser conscientes de la importancia del partido y confiar en que el fútbol volviese a acompañar con tres puntos al Rayo.

    El partido empezó nivelado, con unos y otros intentando llegar a zona de ataque con rapidez y evitando que el juego se durmiese en la zona ancha. Kike caía derribado en la primera acción ofensiva que costaba la cartulina amarilla a Nastasic a los pocos segundos de iniciado el choque. El balón tenía velocidad, el Mallorca buscaba la presión en la salida rayista y los franjirrojos se aplicaban para combinar en corto. Había que ser preciso e incisivo y con constancia intentar inquietar a Rajkovic. Cuando el Rayo apretaba, el Mallorca sufría y tras el primer cuarto de hora el planteamiento (con un 4-2-3-1) era suficiente para no sufrir, pero, una vez más, carecía de mordiente ofensiva.

    El Mallorca buscaba con algún que otro centro lateral provocar momentos de tensión en el área rayista, consciente de las limitaciones de los vallecanos en su línea de retaguardia. De hecho, Javier Aguirre, en la rueda de prensa previa destacó las opciones ofensivas del Rayo y no nombró a ningún defensa, dejando entrever que  sabía que podían hacer daño en situaciones de área. El Rayo por su parte se ahogaba en zona de tres cuartos, donde no encontraba la puerta para salir del infierno. Mientras Muriqi buscaba que Munuera Montero mandase a la hoguera a Lejeune o Mumin buscando un penalti que no encontraba, Camello corría de lado a lado, bajaba al medio y buscaba combinaciones para acallar el ambiente de un Son Moix en el que se veía poco fútbol y se generaban menos ocasiones de gol.

    Mientras las imprecisiones y los errores se imponían a los aciertos, el reloj se mostraba implacable para llevarnos al descanso tras haber consumido 45 minutos sin mucho que contar y en los que Munuera Montero decidió no pitar casi nada para dar fluidez al juego, provocando la 'bronca' de los locales, que acaban con tres amonestados (el mencionado Nastasic en la primera acción, Muriqui y Dani Rodríquez, además de una roja a un integrante del banquillo local).

    Un buen disparo del Pacha Espino, rechazado por Rajkovic, dejó a Isi solo para marcar a placer. Sorprendentemente el de Cieza remataba al aire tumbando a portero y defensa pero, no pudiendo contactar con la bola, la ocasión se iba al limbo y los dos equipos a vestuarios. 'Ni fú ni fá' en una primera parte de necesidades sin mucho que rascar.

    En el descanso, Aguirre tiró de Abdón Prats para acompañar a Muriqi y componer un ataque de dos futbolistas que pudiese generar más de lo realizado en el primer período, mientras Francisco seguía con el plan trazado y dejaba el once inamovible para el inicio del segundo tiempo esperando momentos mejores para modificar el guion.

    El arranque no pudo ser peor para los intereses rayistas. A los tres minutos, Antonio Sánchez recogía un despeje hacia atrás de Valentín y, con el Pacha Espino 'de carnaval' en la marca, remató en el segundo palo para hacer el 1-0. El infierno rayista estaba un paso más cerca.

    Darder encontró su momento para galopar por la autopista central, con el Rayo mirando y con Dimitrievski deteniendo el disparo final del centrocampista bermellón. Tras el susto, Camello quiso contestar, pero su eslalom no fructificó. Sin apenas ideas y con Ciss intentando poner criterio, el Rayo quiso irse arriba y con media hora por delante tiró de Trejo, que sustituyó a Ciss, y Raúl de Tomás, que entró por Camello, para revolucionar un partido que se escapaba de las manos. Las entradas de Unai y Chavarría buscaban aportar algún criterio adicional al escaso fútbol de un Rayo tan necesitado como angustiado. Quedaban apenas 20 minutos y el desastre organizativo del equipo era más que evidente. La ansiedad no ayudaba.

    Con el tímido 'pasito' al frente que pareció dar el Rayo con los cambios llegó un buen pase de Balliu por la derecha para que Alvaro aprovechara la imprecisión en el despeje para marcar a puerta vacía. La tensión se rebajaba y el Rayo creía en la remontada, más por su corazón que por su cabeza o su fútbol y tras unos minutos de dominio y control del juego, iba a ver cómo el Mallorca les mandaba al infierno con Muriqi como artífice de la victoria mallorquina. Un córner, otro gol y los peores temores empiezan a cobrar cuerpo.


     

    Escúchanos aquí

    SÍGUENOS EN TWITTER

    Ultimo partido

    Próximo partido