CRÓNICA

Rayo Vallecano 2 - Albacete 2: Extrema dejadez

Los vallecanos no cuajaron una buena actuación y estuvieron cerca de perder el partido

Escrito por Lunes, 26 Abril 2021

    El Rayo vio como el Albacete remontaba el gol inicial de Saveljich, pero empató en los instantes finales.

    Rayo Vallecano 2 - Albacete 2: Extrema dejadez

    Ficha técnica:

    Rayo Vallecano (2): Dimitrievski, Advíncula, Catena, Saveljich (Andrés Martín, minuto 77), Fran García, Óscar Valentín (Mario Suárez, minuto 21) (A)(A), Trejo (A), Pozo (Joni Montiel, minuto 62)(A), Alvaro, Isi (A) (Bebé, minuto 77) y Antoñín (Qasmi, minuto 62) (A).

    Albacete (2): Tomeu Nadal, Fran García, Nico Gorosito, Fuster, Alvaro, Ortuño (, Silvestre, Alvaro Peña (Diamanka, minuto 79), Jean Jules (Torres, minuto 45), Isaac (Benito, minuto 75) y Boyomo.

    Arbitro: Ocón Arráiz.

    VAR: Areces Franco.

    Goles: 1-0. Minuto 2. Saveljich; 1-1. Minuto 61. Alvaro; 1-2. Minuto 72. Fuster; 2-2. Minuto 86. Bebé.


    RAYO VALLECANO 2 (Saveljich y Bebé) - ALBACETE 2 (Alvaro y Fuster)

     

    No era un partido más. El despliegue policial nos recordó a épocas ya lejanas en las que 'los grandes' venían a Vallecas. Calles cortadas, policías por todas partes... No era un partido más. Venía Zozulya, volvía el Albacete y "por seguridad" se montó un dispositivo que ni siquiera cuando Messi y la tropa blaugrana visitaron el barrio se tuvo que sufrir. Todo sea por el bienestar y la seguridad de quien se siente amenazado. No era un partido más, en el palco pudimos ver a Abascal y Monasterio, representantes de Vox, disfrutando de una placentera tarde de fútbol. Poco después de su 'mitin' volvían a pisar Vallecas.

    Más allá de lo extradeportivo, sobre el césped tampoco estaba previsto que el Rayo - Albacete de este lunes fuera un partido más. No, ni mucho menos. Los manchegos se jugaban mucho más que tres puntos en su pelea por no descender, mientras que los vallecanos, sintiendo el aliento de Girona y Ponferradina, no querían dejar pasar otro tren que les enganchara a la lucha con Sporting, Leganés o Almería.

    El partido no pudo empezar mejor. El primer envío al área lo iba a aprovechar Saveljich en el segundo palo para adelantar a un Rayo que no quería ni de lejos ver las orejas al lobo, que no quería sufrir sus malos inicios de partido y que quería, desde el primer minuto, marcar la distancia entre un equipo que aspira a la Primera División y otro que huele a la antigua Segunda B.

    Con el gol el fútbol no se atrevió a aparecer en Vallecas sino que, lejos de esto, Rayo y Albacete nos ofrecieron un espectáculo muchas veces visto esta temporada. Nada interesante. El Rayo vivía cómodo con el marcador a favor y entendía que el peor equipo de la categoría no tenía caché suficiente para hacerle daño. No se equivocó en una primera mitad en la que no pasó nada interesante y en la que lo más destacado fue la lesión de Oscar Valentín, sustituido en el ecuador del primer acto por Mario Suárez, y los tímidos intentos de unos y otros por inquietar a su rival.

    Tan solo Trejo con un pase medido a la cabeza de Mario Suárez intentó romper la monotonía de una primera mitad que se iba al limbo de esta temporada con el remate del centrocampista junto al palo de la portería de Mateu. Poca historia para tanto despliegue (a todos los niveles).

    La segunda mitad arrancó con una clarísima ocasión para Antoñín. El delantero peleó un balón, lo ganó, se plantó solo ante Tomeu, pero tardó una eternidad en armar la pierna para rematar. Su golpeo lo repelió un defensa.

     

     

    El Albacete mientras tanto seguía a lo suyo, que pocos alcanzábamos a descubrir qué era. Un equipo con el agua al cuello que juega al 'tran tran' y que no muerde tiene los días contados en el fútbol profesional. Aún así, los primeros minutos de segundo tiempo mostraron su intención por dominar el juego y por manejar el balón. Lo consiguieron, pero les sirvió de poco, porque su generación de peligro fue tan nula como cuando no tenían balón.

    Que el equipo visitante diera un paso al frente fue el primer efecto diferenciador, el segundo sería que el Rayo estaba desconectado, atolondrado, sin chispa. El mal inicio se habían traslado del primer al segundo tiempo. Los de Iraola debían espabilar si no querían dar vida a un cadáver futbolístico que seguía  paseando por el recuperado césped del Estadio de Vallecas. Dicho y hecho, un penalti de Mario iba a obrar el milagro para los manchegos y a consumar el desastre para los vallecanos. Además, y para completar 'la jugada', Mario recibía en la acción del penalti la segunda amarilla y dejaba a su equipo con diez. Peor imposible.

    Quedaba media hora y, de repente, el escenario había cambiado radicalmente. El colista 'rascaba' un punto y el aspirante a la gloria perdía dos. Cruda realidad de un partido que seguía sin aportar nada a este deporte y que, una vez más, volvía a dejar en evidencia a este Rayo.

    Con uno menos y con el partido igualado, Iraola refrescó la mediapunta con Joni y la delantera con Qasmi, pero el partido tenía más sorpresas a la vuelta de la esquina. Una llegada por banda derecha iba a ser rematada a placer y libre de marca por Fuster en el segundo palo. Lo dicho, el peor equipo de la categoría a día de hoy, le daba la vuelta al marcador de un partido en el que el Rayo ya no vivía tan plácidamente ni tenía esa sensación de superioridad. 

    Con poco más de diez minutos por delante, el de Usurbil iba a 'quemar las naves' a la desesperada. La entrada de Bebé y Andrés por Isi y Saveljich era una declaración de intenciones, porque no quedaba otra, y la jugada le volvió a salir perfecta al vasco. Bebé encontró un balón en el área, lo cruzó y, a falta de cuatro minutos empató el partido.

    El Rayo salvaba los muebles recuperando un punto en otro flojo partido que dejó demasiadas dudas sobre sus opciones.

    Accede como simpatizante PxR para comentar

    Próximo partido


    Descubre la nueva PxR APP