CRÓNICA

Rayo Vallecano Femenino 1 - Deportivo Alavés 2: Vaya palo

Las franjirrojas dejaron escapar su primer punto en el 90 intentando remontar ante su público

Escrito por Domingo, 12 Septiembre 2021

    Un partido repleto de ocasiones en el que el Rayo se estrelló contra la madera en momentos clave

    Rayo Vallecano Femenino 1 - Deportivo Alavés 2: Vaya palo

    Ficha técnica:

    Rayo Vallecano (1): Larqué, Bores (Paula Andújar, minuto 78), Struck, Camila, Patri Hidalgo (Carla Bautista, minuto 78), Pilar García (Yoko Tanaka, minuto 62), Paula Fernández (A), Iris (A) (Isadora, minuto 62), Leles, Pauleta (Yanara Aedo, minuto 62), Bulatovic

    Deportivo Alavés (2): Cris, Auñón, Urruzola, Majarín, Garazi, Miriam (A), Siliveres, Carla (Alba Aznar, minuto 50), Carrillo (Marta San Adrián, minuto 70), Ane Miren (Nerea Nevado, minuto 86) y Chamorro (Naima, minuto 86).

    Arbitra: Xiomara Díaz

    Goles: 0-1. Minuto 35. Chamorro. 1-1. Minuto 82. Bulatovic. 1-2. Minuto 89. Marta San Adrián


    RAYO VALLECANO 1 (Bulatovic) - DEPORTIVO ALAVÉS 2 (Chamorro y Marta San Adrián)

     

    Paula Fernández soñará esta noche con la madera. En general todo el Rayo Vallecano Femenino lamentará esta noche que los palos que conforman la portería no midieran unos centímetros menos para que el resultado de la matinal de fútbol del domingo que enfrentaba a Rayo y Deportivo Alavés hubiera sido diferente al real. La plantilla franjirroja se ha llevado hoy uno de esos palos, nunca mejor dicho, que dejan huella.

    Hasta en dos ocasiones estuvimos tentados de cantar gol de la centrocampista rayista y en sendas ocasiones los palos de la portería lo evitaron. Fueron momentos clave. El primero, al borde del ecuador de la primera mitad en un zapatazo con la pierna izquierda desde 20 metros que hizo temblar el travesaño cuando el luminoso aún señalaba 0-0. Fue la primera llegada de un Rayo Femenino que hasta entonces había estado muy impreciso y sufriendo las acometidas de las blanquiazules que llegaban al área pero no generaban peligro.

    El segundo, al borde del descanso. Casi una obra de arte. Casi un gol olímpico. Casi, pero no. La rosca de Paula Fernández pegó en el poste izquierdo de Cris, la guardameta vitoriana, que solo pudo ver cómo el balón se paseó por la línea de gol sin que nadie la empujara para dentro. Hubiera sido el 1-1, pero no. La eficacia que demostraron las vascas no la tenían las vallecanas.

    Chamorro ya había puesto a prueba a Patri Larqué con un primer disparo lejano que sacó a córner pero no iba a perdonar el pase de la muerte de Carla que la cancerbera franjirroja sólo pudo rozar con el filo de sus guantes. Los centímetros que sobraban de palos nos faltaron en las manoplas. Y nos obligaba a remontar tras el descanso.

    La segunda mitad no se pareció en nada a la primera. Del fútbol combinativo, del intercambio de ocasiones y del ritmo alto e intenso pasamos a un cúmulo de imprecisiones, parones, balones divididos y centrocampismo que favorecía a las visitantes con marcador a favor. El Rayo Femenino no generaba, no construía, no encontraba a sus futbolistas entre líneas ni era capaz de desbordar por las bandas.

    Quejigo movió el banquillo dando entrada a todo lo que tenía en el banquillo con aroma ofensivo. Isadora, Yoko Tanaka, Yanara Aedo, Carla Bautista y Paula Andújar entraron como recambios en la segunda parte. Jugábamos con defensa de 3 y con ataque de 3. Todo o nada. Rozamos la nada con varias contras alavesistas que Larqué se encargó de frustrar. Y rozamos el todo cuando una falta colgada al área era cabeceada por Bulatovic con una parábola que hizo imposible la estirada de Cristina Cornejo. El Rayo Femenino tenía su primer punto en la mano pero en vez de conservarlo se fue a por la remontada. Y lo perdió. Contra vitoriana y 1-2 obra de Marta San Adrián (Sanadri). ¡Vaya palo!

    La animada afición vallecana creyó hasta el pitido final en lograr el empate pero ya era tarde. Los 3 puntos ya tenían dueño. El pitido final enmudeció la Ciudad Deportiva del Ensanche que se repuso pocos minutos después para regalar una preciosa ovación a las protagonistas del partido por el esfuerzo mostrado sobre el césped. El Rayo es colista y ahora tiene 2 semanas para hacer su propia pretemporada antes de visitar al Madrid CFF.

    Accede como simpatizante PxR para comentar


    Descubre la nueva PxR APP